No hay imagen.gif ¡Alto!

Este artículo fanon tiene un autor. No copies o edites el contenido sin el permiso del autor o encargado.

Peter Johnson.png
Peter Johnson
Información biográfica
Nacimiento

21 de septiembre

Estatus de sangre

Pura

Alias

Pete

Descripción física
Espécie

Mago

Género

Masculino

Altura

1. 62 mts.

Color de pelo

Negro

Color de ojos

Verde

Color de piel

Blanca

Información Familiar
Miembros de la Familia

Paul Johnson (Padre)

Características mágicas
Varita

Sauce, 36 cm., Núcleo de Pluma de Fénix

Afiliación
Ocupación

Estudiante

Casa

Slytherin Simbolo.png Slytherin

Lealtad
  • Slytherin
  • Familia Jonhson
.

Peter Johnson, cuyo nombre completo es Peter John Johnson, es un mago de sangre pura. Estudia actualmente en el Colegio Hogwarts de Magia y Hechicería, cruzando su primer año escolar. Pertenece a la casa Slytherin, sin embargo, no posee la "ideología de la pureza de sangre", por lo cual es considerado un "traidor a la sangre".

Apariencia[editar | editar código]

Peter es un joven mago de 11 años de edad. Es de tez pálida, y posee cabello y cejas negras. Sus ojos son verdes. Posee una estatura considerablemente alta para su edad, así como un peso promedio. Su aspecto refleja serenidad.

Viste el uniforme de Hogwarts, llevando los colores de Slytherin. Lleva una camisa blanca, y la corbata distintiva de su casa, que consta de los colores esmeralda y plateado. Por encima de su camisa viste un chaleco gris. Por último lleva su túnica negra de Slytherin, que posee el interior de la capucha color esmeralda, y el escudo de la casa plasmado en el lado izquierdo. En sus pies porta unos pantalones de vestir color negro, y unos zapatos del mismo color.

Personalidad[editar | editar código]

Peter es un joven tranquilo, que refleja un aire de serenidad. Es en sí bastante serio, aunque cuando entra en confianza con alguien se torna bastante sociable. Es bastante responsable, pues siempre cumple con todos sus deberes, así como muy inteligente y astuto, aunque no lo parezca. Posee un fuerte sentido de justicia, que lo demuestra en su "ideología de la igualdad de sangre". Para su corta edad, es un mago formidable, por lo que muchas veces tiende a confiarse de esta capacidad.

Es un joven muy leal, por lo que puede ponerse en riesgo a sí mismo para proteger algo que quiere. Muchos lo tienen como alguien creído y arrogante, debido a que al ser un buen mago, creen que se tiene a si mismo en la cima. Sin embargo, es todo lo contrario, pues siempre muestra signos de humildad. Si lo considera necesario, es capaz de romper las reglas, con tal de lograr un objetivo.

Historia[editar | editar código]

Infancia[editar | editar código]

Peter nació en Londres, Inglaterra, en el seno de una familia mágica de sangre pura. La madre de Peter murió durante el parto, por lo que su padre, Paul Johnson, auror reconocido, tuvo que hacerse cargo de él. Estuvo bajo el cuidado de su padre hasta que tuvo que irse a vivir con sus abuelos, debido al permanente trabajo de Paul. Estos lo criaron de buena manera, he intentaron implantarle la idea de la pureza de sangre. Sin embargo, Peter desde chico se dio cuenta que esa idea no era correcta. No obstante, Peter debía simular su adición a la idea, puesto que su familia sería mal vista ante las otras de sangre pura. Creció así, aparentando ser un sangre pura supremacista, aunque en realidad seguía sus propias ideas.

Carta de Hogwarts[editar | editar código]

Sobre que contenía la carta

Peter tenía ya 10 años. Recién se había levantado. Fue hacia el baño, y cepilló sus dientes, como lo hacía todos los días. Bajó a desayunar, y al terminar, decidió ir al buzón de su casa, pues le gustaba sentarse a leer el diario "El Profeta" todas las mañanas. Sin embargo, esta vez no encontró sólo el diario sino también un sobre con un sello familiar. La curiosidad mató al gato, pues Peter ya no resistía más el no abrir la carta. Apresuradamente, dejó el diario en la mesa y subió las escalares. Ya en su habitación, cerró la puerta, y abrió cuidadosamente la carta. Al comenzar a leerla, vio que se trataba de una carta enviada por el Colegio Hogwarts de Magia y Hechizería, y estaba dirigida hacia él mismo. Al leer más abajo, leyó que disponía de una plaza bacante en dicha institución. Al terminar, sintió una alegría enorme, pues desde chico había soñado con ingresar a dicho colegio y poder así estudiar magia.

Sin embargo, no quería mostrársela a nadie todavía, pues sabía que su familia le diría que sería un buen Slytherin, como todos ellos lo fueron alguna vez. Al bajar a almorzar, sus abuelos lo vieron contento, esbozando una sonrisa en su rostro, cosa que no era característica de él. En ese momento, su abuelo decidió preguntarle a que se debía tanta alegría.

Peter: ¿Alegría? No sé que me notas, yo creo que estoy normal...

Abuelo: Pues no, no lo estás niño. ¿Qué sabes que no quieres decirnos?

Peter: Nada, no me ha pasado nada...

Como Peter se negaba a contarle a su abuelo, su abuela, quien había sido la "madre de crianza" de Peter, hizo la misma pregunta que había realizado su marido segundos antes.

Peter: Enserio abuela, no pasa nada...

Abuela: A mi no puedes mentirme, Pete. No te hemos visto alegre desde hace mucho. ¿Qué traes entre manos?

Peter no pudo contenerse más, y tuvo que contarles. Sus abuelos, se sintieron muy orgullosos de su nieto pues, con esto podría ser un gran mago en el futuro.

Abuelo: Felicitaciones, ahora podrás ser un gran Slytherin, como todos en la familia.

Peter: Gracias, abuelo...

Luego de almorzar, Peter volvió a su habitación. Al cabo de 2 días, Paul, el padre de Peter, regresó de un trabajo de Auror, por lo que decidió visitar a sus padres y a su hijo. En la casa, almorzando, el abuelo de Peter hizo el comentario de que su nieto tenía una plaza en Hogwarts.

Paul: Hmm...yo estaba considerando enviarte al Instituto Durmstrang, pero bueno, creo que seguirás la tradición de la familia. Deberías sentirte honrado...

Peter, tuvo que contestar por obligación, y de mala gana.

Peter: Lo estoy, padre.

Callejón Diagon[editar | editar código]

Peter usando polvos flu

En la carta de Hogwarts, se expresaba claramente que necesitaba cada nuevo estudiante para comenzar sus estudios. Peter sabía que las cosas se compraban en el Callejón Diagon, por lo que decidió pedirle a su padre que lo acompañe. Al recibir una respuesta negativa de su padre debido a que "tenía mucho trabajo", Peter tuvo que pedirle ese favor a su abuelo. Este, de mala gana, tuvo que acompañarlo.

Preparados para partir, ambos se pararon frente a la chimenea. Luego, tomaron en un puñado de polvo flu cada uno, y lo tiraron a la chimenea, acompañados con el grito de "Callejón Diagon". Hacer esto, el fuego de la chimenea, tomó un fuerte color verde. Acto seguido, ambos cerraron los ojos y entraron en la llamarada esmeralda, por lo que segundos después, al abrir nuevamente los ojos, divisaron que se encontraban en el lugar objetivo. Peter siempre escuchaba hablar a su familia sobre dicho lugar, pero nunca había venido personalmente. Se encontraba ahora en un lugar que disponía de varias tiendas, una al lado de la otra. Leyendo la carta de Hogwarts, Peter miró lo que necesitaba comprar. Lo primero que necesitaba comprar eran los libros, por lo que se dirigieron hacia Flourish y Blotts. Ya en el lugar, compraron todos los libros necesarios. Luego, se dispusieron a ir por las túnicas, ya que Madam Malkin, túnicas para todas las ocasiones, quedaba justo al lado de la librería.

Abuelo: Si que me has salido caro, Peter.

Peter: Lo siento abuelo, pero aún falta más...

Después de esto, fueron hacia la Tienda de ropa de Twilfitt y Tatting, puesto que Peter todavía necesitaba un sombrero, guantes y una capa de invierno.

Abuelo: ¿Qué sigue ahora?

Peter: Quedan más cosas aún...

Pasó así una hora, en la que Peter y su abuelo se dedicaron a comprar todos los objetos necesarios, tales como el caldero, el juego de redomas, el telescopio y la balanza de latón. No obstante, aún les faltaba comprar la varita y la mascota, aunque esta última era opcional.

Abuelo: Si mi memoria no me falla, todavía falta comprar tu varita.

Peter: Y también mi mascota abuelo...

Abuelo: Pues en mis tiempos, nadie llevaba mascotas. Es una perdida de tiempo.

Peter: Para mí no.

El Callejón Diagon

Así es como se dirigieron hacia el Emporio de la Lechuza. En ese lugar, como bien lo indica su nombre, Peter se dispuso a comprar su mascota, la cual sería una lechuza. En la tienda, fue atendido por una joven bastante simpática.

Joven: Hola, ¿puedo ayudarles en algo?

Abuelo: Pues la verdad sí. Mi nieto va a iniciar sus clases en Hogwarts, y por un capricho suyo, debo comprarle una mascota.

Joven: Ya veo, parece que a este chico le gustan los animales. ¿Cómo te llamas?

Peter: Mi nombre es Peter, un gusto.

Joven: Bien, Peter, ¿qué clase de lechuza buscas?

Peter: Si es de mi preferencia, quiero una lechuza que me sea responsable, y si se puede, ágil y fuerte para soportar las cargas.

Joven: Hmm, ya veo.

La joven entonces pidió que la disculpen un momento, ya que iría a revisar de que animales disponía en el momento. Luego de un pequeño lapso de tiempo, la joven regresó con una jaula. En esta se encontraba una lechuza de plumaje blanco y gris, de bonita apariencia.

Joven: Esta linda lechuza posee las cualidades que tu querías. Sin embargo, el precio es muy caro. Puedes comprarla si quieres...

Peter: Me gustaría comprarla pero...mi abuelo debe estar de acuerdo...

Abuelo: Creo que te la compraré. Luego me lo agradecerás.

Peter: ¡Muchas gracias abuelo!

Abuelo: Hmm, de nada.

Vista desde fuera de la Tienda de Varitas Ollivanders

El abuelo de Peter pagó la nueva mascota de su nieto. Al salir del local, se dirigieron a comprar lo último que les faltaba: una varita. Peter se encontraba más que ansioso por esta compra, puesto que desde que le llegó su carta de Hogwarts, no paraba de pensar en esto. Para realizar su última compra, se dirigieron al local que, según la mayoría de los magos, era el mejor del mundo en cuanto a varitas se tratase. Este lugar, era ni más ni menos que la Tienda de Varitas Ollivanders. Al entrar al local, fueron bien recibidos por su dueño, el Sr. Ollivander.

Ollivander: Hola, ¿qué estaban buscando?

Abuelo: Hola, pues busco una varita para mi nieto Peter.

Ollivander: ¿Ya tienes un nieto, Pierce? Hace muchos años que no nos veíamos...

Abuelo: Así es, Gary.

Ollivander: Si mal no recuerdo, tu varita era de olmo, 36 centímetros, inflexible, con núcleo de pelo de unicornio, ¿verdad?

Abuelo: Así es, te acuerdas perfectamente, para no ser tú quien la fabricó, sino tu padre.

Ollivander: Tengo una excelente memoria para esto. También me acuerdo de la varita de tu hijo, Paul. Tejo, 37 centímetros, inflexible, con núcleo de fibra de corazón de dragón.

Abuelo: Has acertado.

Ollivander: Volviendo al tema. ¿Qué clase de varita quieres para tu nieto?

Abuelo: Una que sea poderosa, claro está.

Ollivander: Veré lo que puedo conseguir.

El Sr. Ollivander hizo pasar a Peter y a su abuelo hacia el deposito de varitas. Allí, Peter pudo ver miles y miles de cajas que contenían dentro una varita en particular, lo que hizo que se emocionara. Al rato, el Sr. Ollivander regresó con unas cuantas cajas de varitas en sus manos.

Ollivander: Bien, aquí tengo varitas de las que me has pedido. Todas estas poseen núcleo de fibra de corazón de dragón. Ahora llegó tu turno, Peter, ya que debes probar estas varitas. Sin embargo, no serás tú el que elija, sino que la varita elije al mago, por una razón que nadie entiendo. Incluso yo, alguien con experiencia en esto, desconoce el por qué.

Peter emocionado, comenzó a probar varitas. No obstante, se percató que ninguna de ellas le respondía. Fue así como estuvo casi una hora probando varitas, de las cuales ninguna le respondía.

Ollivander: Veo que eres un chico muy especial, Peter. Para alguien como tú, tengo la varita perfecta.

Abuelo: Pues me niego a comprarle una que no posea la clase de núcleo que busco.

Ollivander: Vamos, Pierce. Hiciste esto mismo con tu hijo, y ninguna de esas varitas funcionó, hasta que le tuve que mostrar la más tenebrosa que tenía. No creo que ahora lo quieras hacer con tu nieto.

Peter: Por favor abuelo, déjame que pruebe con la que me mostrará el Sr. Ollivander.

Abuelo: Está bien...

Ollivander fue hacia lo más profundo de su deposito, y abrió una especie de cofre. Allí, se encontraba una caja que contenía una varita. Ya de vuelta, presentó tal objeto a Peter.

Ollivander: Esta es una varita muy especial, chico. Sauce, 36 centímetros, inflexible, con núcleo de pluma de fénix. Vamos Peter, pruebala.

Peter emocionado tomó la varita con su mano derecha. Esta comenzó a crear una especie de cosquilleo en su mano, y luego generó unas pequeñas chispas verdes desde la punta.

Ollivander: Perfecto, sabía que esta sería una varita perfecta para ti, Peter.

Peter: Muchas gracias...

Entonces lo tres se dirigieron de nuevo a la entrada del local, donde el abuelo de Peter pagó por la varita. Ya con todas las cosas, los dos volvieron a su casa. Una vez allí, Peter subió emocionado a su habitación con sus nuevas cosas.

Peter: Tengo dudas de por qué esta varita me eligió, pero no me interesa ahora. ¡Esto es magnifico!

Habilidades[editar | editar código]

  • Excelente Capacidad de Aprendizaje y Memorización: Peter es un chico muy que posee una gran capacidad de aprendizaje. Es capaz de captar de una sola vez las cosas que se le explican, sin necesidad de una segunda explicación. Es además, capaz de aprender un hechizo con solo haberlo visto una vez. Conjuntamente con esta habilidad, se relaciona su excelente capacidad de memorización. Tras haber aprendido algo, para seguirlo utilizando con gran facilidad, utiliza su gran memoria, con la cual es capaz de acordarse incluso de cosas de hace bastante tiempo.
  • Increíble Inteligencia: Peter es un joven muy inteligente. Es capaz de idearselas él solo en un combate en el que se encuentra en desventaja, tratando siempre de buscarle la vuelta a la situación. Además, es un hábil estratega, siendo capaz de idear tácticas tanto ofensivas como defensivas en cuestión de segundos.
  • Gran Capacidad para la Magia: Peter ha heredado esta capacidad de su familia, la cual ha presentado varios magos poderosos, como lo es el caso de Paul Johnson, el padre de Peter, quien es un Auror reconocido. Es sorprendente la capacidad que ha desarrollado para aprender hechizos con su corta edad, cosa que llama la atención de quienes lo rodean.

Varita[editar | editar código]

Varita de Peter

Peter compró su varita en la Tienda de Varitas Ollivanders. Está fabricada con madera de sauce, lo que le da una capacidad especial para utilizar magia avanzada sin problemas, así como también un mayor potencial. Además, mide 36 centímetros y es inflexible. Su núcleo está hecho de pluma de fénix, el cual es muy raro, dándole un gran poder a los hechizos que se realicen con esta varita. Peter suele llevarla en su bolsillo derecho, en el cual siempre mete su mano, para sacarla siempre que sea necesario.

Cabe destacar que es una varita muy especial, debido a su composición, lo que la hace muy poderosa. Antes de ser comprada por Peter, se dice que dicha varita había sido probada por otros magos y no había funcionado.

Curiosidades[editar | editar código]

  • A pesar de ser un Slyhterin, no posee la ideología de la pureza de sangre, a pesar de que él sea un sangre pura.
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.